Creemos que la formación es uno de los aspectos clave para poder llegar a tener líderes y emprendedores capaces de hacer frente a los retos medioambientales que se nos plantean.

Aprovechar las oportunidades formativas para el desarrollo de habilidades y conocimiento climático permite a estudiantes, profesionales e innovadores entender los procesos climáticos y los impactos resultantes producidos por el cambio climático.